¿Qué es un embudo de conversión o “funnel”?

Mejorar tu embudo de conversión siempre es conveniente, pero tranquilo. Para empezar bien, hay que definir qué es. En el mundo del marketing se refiere a los pasos que deben dar los usuarios para completar una determinada acción, bien sea online u offline. Se llama embudo debido a que la cantidad de personas que comienzan el proceso y que terminan, va disminuyendo en función de ir avanzando en los pasos a seguir. Son muchos los que entran al proceso y pocos los que salen. Si te ocurre esto,  puede que sea porque en tus estrategias de marketing te olvidas de mejorar tu embudo de conversión y te enfocas solo en los objetivos del seo, sin saber para qué.

Siendo que el mundo del marketing online lo que está dando mayores impactos, para tener éxito es necesario que los usuarios con el perfil de tu potencial cliente interactúen y se queden en tu página web. La forma con la que llegan hasta ella va a determinar su posición en el embudo, pero no define su tasa de éxito. Si el visitante llega a la página directamente a cumplir con el objetivo final, allí sí hay una gran posibilidad de que complete todo el proceso. No se trata solo de cumplir con los objetivos del posicionamiento SEO, sino también de alcanzar los que la página se haya propuesto en ese momento.

Ahora bien, este tipo de enfoque no es nuevo. Se viene aplicando desde finales del siglo XIX. El Principio o Modelo AIDA es un acrónimo de Atención, Interés, Deseo y Acción. Desde que se hace el primer contacto, es necesario llamar la Atención para que tenga efecto la comunicación, y hay que guiar a la persona para que cumpla con la Acción o el objetivo requerido.

¿Cómo funciona el embudo de conversión o “funnel”?

factores seo crear una página web

Todo esto suena muy amplio, pero no te preocupes, hay formas para mejorar tu embudo de conversión. No basta con que cumplas con todos los lineamientos del posicionamiento web para que tu estrategia de marketing tenga éxito, sino que debes enfocarte en cómo optimizar tus procesos para que obtengas los resultados que deseas.

Para empezar, es bueno que comiences entendiendo la figura del embudo. Están estas 3 partes, intuitivas de ubicar:

  • El TOFU: top of the “funnel”. Se refiere a la parte del inicio, la más alejada del objetivo real de la web y, por tanto, es la más gruesa de la figura. En esta parte resulta mucho más sencillo ingresar por parte de los usuarios, ya que solo hay que cumplir con los objetivos del posicionamiento seo.

  • El MOFU: middle of the “funnel”. Esta es la parte media del embudo, es la siguiente parte del filtro. Aquí las personas se han mostrado interesadas y han avanzado por los lineamientos que les has dado a lo largo de tu estrategia.

  • EL BOFU: bottom of the “funnel”. Es la parte final y también la más pequeña. Un porcentaje bastante más bajo que el del TOFU llega hasta aquí. Tienes que ver si has cumplido tu objetivo con ello o no. Los usuarios deben salir del BOFU para considerar que se ha completado el proceso.

Para pasar de una fase a otra, los usuarios deben cumplir con unos requerimientos. Claro está que si entran en, por ejemplo el BOFU, ya no tendrán que superar filtros anteriores. Puede ocurrir cuando una persona está buscando comprar un artículo específico y pasa a su carrito, por haber visto en Google el producto. El posicionamiento web funcionó, pero todo el proceso solo terminará al completar la compra.

¿Cómo mejorar tu embudo de conversión?

Debes tener en cuenta que nunca vas a tener el “funnel” perfecto, ni saldrá cómo te lo esperas a la primera. Es cuestión de que vayas afinando poco a poco, hasta que llegues a acercarte lo más posible. Pero no te desesperes, esto es normal. Solo necesitas mejorar tu embudo de conversión poco a poco, y así  tendrás mejores resultados.

Definir de forma SMART tu objetivo

inbound marketing en madrid - embudo de conversión

Tu objetivo debe ser SMART: específico (specific), medible (measurable), alcanzable, realista y temporalizable.

Un problema recurrente al establecer una buena estrategia para un embudo de conversión es que no se tiene en claro cuál es el objetivo que se busca. Hazte la pregunta de para qué estás haciendo todo esto. Puede ser que quieras conseguir más visitantes en tu web, vender más, obtener suscriptores al newsletter, que te respondan una encuesta, etc. Da igual lo que sea, pero define bien qué quieres.

Ten un objetivo principal y otro u otros 2 que sean menos relevantes. Mientras menos objetivos tengas, mejor. Los motivos son 2:

1) podrás enfocar toda la estrategia hacia una sola dirección, con lo que incluyes tiempo, personal, energía y dinero.

2) los usuarios podrán enfocarse en una sola cosa, por lo que no habrá confusiones al momento de seguir con el siguiente paso.

Lo óptimo es que tengas un solo objetivo a cumplir en tu estrategia.

Tu página va a cambiar en función de tus objetivos. No tendrás que hacer una reestructuración profunda, pero sí tendrás que hacer las mejoras correspondientes, acorde a lo que desees. No olvides nunca seguir cumpliendo con los objetivos del posicionamiento SEO, o tu web no tendrá buenos resultados.

Ten muy claro qué es lo que deseas para enfocarte en ello y no confundir a tu consumidor.

Independientemente de lo que te plantees, deberás tener en consideración que tendrás resultados mientras tu objetivo sea SMART: Ser conciso, poder medir tu progreso, que sea algo posible para ti, y que logres ponerle fechas… Esto será lo mínimo que necesitarás para tener éxito. Si no cumples con esas características, no tienes claro qué quieres.

Define bien tus indicadores KPI

posicionamiento web seo sem

Ya tienes tu(s) objetivo(s), ahora deberás reconocer cómo avanzará tu proceso. Si no entiendes qué está pasando, no podrás evaluar tu situación. No se trata de nociones, sino de resultados concretos. La era digital ha dejado demasiada información a disposición de cada usuario de la red, solo es cuestión de que cada quién la utilice acorde a lo que esté buscando.

Si solo quieres cumplir con los objetivos del SEO para obtener más visitas, no te tienes que complicar demasiado. Pero que estés aquí significa que quieres mejorar tu embudo de conversión.

Si tú estás buscando mejorar tu funnel, los KPI (Key Performance Indicators) o Indicadores Clave de Actuación o de Comportamiento te darán esa información. Pero para que sea algo efectivo y eficiente, deberás elegir solo los que correspondan para cumplir tu objetivo.

No trates de incluir toda la información que dejan los usuarios a tus disposición, no lo podrás hacer y, si lo haces, te dispersarás de lo que quieres. Enfócate solo en los datos que son relevantes, aprende a filtrar para que recojas información valiosa.

Entre los KPI que puedes escoger están las visitas que tenga tu web, la cantidad de clics, las ventas de un determinado producto, el gasto que te cuesta cada venta, la cantidad de clientes, dónde un usuario ha encontrado tu web, etc. Es cuestión de que lleves un control detallado de todo lo que ocurre con tu sitio y que vayas cumpliendo con tus objetivos.

Si no conoces nada del tema, una agencia que se encargue del posicionamiento web en Madrid, como Nestrategia, tiene la capacidad de ofrecerte una selección de estos datos, junto con una analítica detallada.

agencia posicionamiento seo

Define las fases del proceso, para mejorar tu embudo de conversión

Aquí tendrás que elegir el proceso más adecuado para cumplir con tu objetivo SMART. Este será el esqueleto de tu embudo. Definirás qué fases son, cuántas y en qué orden.

Tendrás que seguir un proceso que resulte lógico e intuitivo, recuerda que es el camino a seguir por los usuarios. Cuantos menos pasos, menos exigentes, más claro y más conciso sean, mejor. Facilítale las cosas lo más que puedas a tus posibles consumidores. A nadie le gustan las cosas engorrosas. Si llegaron hasta tu web, probablemente es porque hayas logrado de forma eficaz los objetivos del posicionamiento SEO.

El orden de las fases es vital, si quieres mejorar tu embudo de conversión. Las condiciones que pongas para avanzar deben ser claras y tener sentido. Una buena agencia de posicionamiento web en Madrid sabrá cómo orientarte respecto a lo que necesitas, en caso de que no lo logres hacerlo por tu cuenta.

Establecer condiciones favorables para cada fase

No compliques la fases, facilítalas. Tan sencillo como eso, a nadie le gusta hacer pasos demás.

Llamar la Atención y despertar el Interés del posible consumidor

Atención

Para tener un buen primer contacto con cualquier usuario, deberás llamar su atención y despertarle su interés al mismo tiempo. Cumple con ambas cosas de inmediato o no le llegará el mensaje. Tu lenguaje debe ser conciso y claro. El truco está en cómo digas lo que quieres decir. Si tienes problemas con esto, una agencia que mejore el SEO web en Madrid, podrá servirte de ayuda para elegir las palabras adecuadas.

Hacer esto es complicado debido a la gran cantidad de información que consumen día a día los internautas. La clave estará en que generes el impacto suficiente a tu público target. No busques abarcar demasiado porque no puedes ser experto en todo. Enfócate en lo que busca tu cliente y causale buena impresión, para que vaya contigo.

Una vez logres esto, podrás acercarte a tu cliente potencial ¿Por qué? Porque ya está dispuesto a escucharte. Si le ofreciste una solución adecuada para él, querrá saber más y te buscará de nuevo para satisfacer esa necesidad. 

Es importante que te enfoques única y exclusivamente en tu cliente ideal, para enviar mensajes que generen grandes impactos.

En caso de que hayas decidido abarcar demasiado, puede que te hayas dado cuenta de que no es  efectivo, la atención se dispersa y no despiertas el interés.

Despertar un deseo que lleve a la acción

acción

Ya tienes el interés de tu cliente ideal. Ahora deberás mantenerlo contigo. ¿Cómo? Ofrécele conseguir lo que está buscando, a cambio de unos sencillos pasos. La idea es que lo hagas de una forma atractiva y simple. E incluso que incite a actuar, sé cuidadoso con la manera en la que te comunicas.

Una agencia que se especialice en posicionamiento web en Madrid tiene las formas adecuadas de comunicarse con el público que hayas elegido. Si quieres saber si será efectivo o no, tendrás que medir si a ti mismo te incita a conseguir algo, no a comprar directamente. Por ejemplo, estás buscando ponerte en forma, no es igual que te digan en un botón “compra este ebook” a “¡Sí, quiero ponerme en forma!”. Lo segundo te invita a actuar, después de que te ofrecieron cumplir tu deseo. Haz igual con tus consumidores.

Hacer test A/B

Antes de lanzarte a aplicar en la realidad tu embudo de conversión, es imperante, por no decirte que obligatorio, que hagas un par de test con propuestas modelos que tengas. Es algo bastante costoso, pero que te evitará perder tiempo y dinero a la larga.

Simplemente recaba dos muestras, de 300 a 500 personas cada una, y aplícales el  test A/B en el proceso entero del embudo de dos formas diferentes (diferentes diseños, contenidos, imagines…). Lo que te dé mejores resultados es el que deberás retocar y lanzar al mercado.

Comenzar a aplicar el embudo y recoge los resultados

analisisAquí no hay mucho qué decir. Simplemente lánzalo al mercado con la estrategia que hayas elegido. Recuerda enfocarte solo en tu target. Si cumpliste con los objetivos del SEO y tus consumidores llegan a través de ti por esa vía, respeta los lineamientos que te han dado resultado hasta ahora.

Mejorar el embudo de conversión con el análisis de resultados

La información que sacaste de los datos que obtuviste es la más valiosa. Analiza cada KPI que definiste. Allí encontrarás los fallos que tuviste, los aciertos y la respuesta a las mejoras que debes hacer.

Algo a lo que debes prestar muchísima atención es a la cantidad de personas que pasan de una fase a otra. Aquí tendrás mucha más información de la que crees. Te pongo un ejemplo, si el objetivo final de tu embudo de conversión es concretar una venta, pero muchos usuarios se quedan llenando el formulario, tienes dónde enfocar el problema.

Puede que no sea tan sencillo como esto y debas afinar tus fases para poder leer estos detalles con mayor facilidad. Si quieres aumentar las interacciones en tu sitio web, prueba cambiando el lenguaje. Puede que hayas cumplido con los objetivos del posicionamiento SEO y tengas muchas visitas, pero pocas interacciones. Tal vez no quede demasiado claro para los usuarios qué hacer, cuándo y dónde.

El mejor: dar las soluciones que se brindan al espectador, de la forma más sencilla posible

A nadie le gusta que le vendan nada. Pero sí que les encanta comprar. Aprovecha eso. Las transacciones no solo son monetarias, eso queda como un precio a pagar. Lo que quieren y por lo que te buscan tus potenciales consumidores es por las soluciones que ofreces.

Nestrategia, te ayuda en tu posicionamiento online

Si no tienes demasiado claro de qué forma ofrecer tus productos y servicios, contacta con Nestrategia, somos agencia experta en posicionamiento web en Madrid.

Aparte de lograr ubicarte en los buscadores, también te brindamos el apoyo necesario con todo lo que a marketing se refiere (Inbound Marketing, SEM, SEO, Diseño web, consultoría…), incluyendo más información para que logres mejorar tu embudo de conversión.

Herramientas Inbound Marketing