La nueva digitalización ha llegado para quedarse. La crisis del Covid ha pegado el impulso definitivo a un sector que, en ocho meses, ha avanzado tanto como en 10 años. En la siguiente entrevista, el consultor estratégico Pedro Sánchez aborda junto con Nestrategia las cuestiones más relevantes y de actualidad que deben afrontar las empresas de hostelería que se ven empujadas al reto de la transformación digital.

Índice

El experto del sector de la restauración aporta consejos para la correcta digitalización y transformación digital de tu restaurante

 

Puede ver la entrevista completa en el siguiente video:

¿Podría sobrevivir hoy en día un negocio de restauración sin ningún tipo de presencia online?

Quizá es una pregunta demasiado amplia. Indudablemente hoy en día hay empresas que no tienen presencia online y subsisten.

Y, sin duda, se puede subsistir sin presencia online, pero a medida que avancemos la entrevista veremos que, desde luego, sin herramientas digitales y sin digitalización, es difícil. El propio mercado, las propias exigencias y, principalmente, el cliente, es el que de una u otra manera te va a llevar a digitalizarte, y, consecuentemente, a tener presencia online.

Y es que hoy todos, absolutamente todos, tenemos un teléfono móvil en el bolsillo, y aunque solo sea para buscar un número en la agenda y llamar, de alguna manera ya estamos digitalizados y estamos utilizando herramientas digitales.

Hace unos años, en torno a los años 90, la empresa 3M, conocida por todos, tenía un “claim” que decía algo así como: “no pasarás un día de tu vida sin ver o tocar un producto hecho por 3M”.

Pues algo así podemos decir hoy de la tecnología de la digitalización y de la presencia online. Hoy no hay algún momento del día en el que no hagamos uso de las nuevas tecnologías de la digitalización, que hagamos un uso directo o indirecto, pasivo-activo, consciente o inconscientemente. Es decir, estamos muy digitalizados y tenemos más presencia de la que creemos. E inconscientemente estamos utilizándolo y estamos presentes

Decía Jeff Bezos, presidente de Amazon, qué marca personal es lo que dicen de ti cuando tú no estás presente. Pues creo que este es el mejor ejemplo, lo que la presencia online dice de ti cuando tú “no estás”.

En ese sentido las redes sociales hacen que el mundo te conozca y que te valore antes incluso de haberte conocido o “delatarte” personalmente. Al final, muchas de las personas buscamos en redes sociales para ver qué dicen de esa persona o de esa empresa que me facilita. Con lo cual, indudablemente tenemos presencia.

Podemos decir en sentido que hay un gran número de clientes potenciales de una empresa que a lo mejor no necesariamente hacen la compra online, pero que si van a buscar que esa empresa tenga presencia online, un sitio web, reseñas, que enseña, que fotografías tiene, que tipo de pagina tiene…, aunque luego no te compren.

Por eso es importante trabajar esos aspectos. Y más aún cuando hay soluciones como, en este caso, Nestrategia, que te ayudan a generar confianza y reputación sin apenas gasto. Y más que gasto sin ninguna inversión, porque, en este caso, cualquier digitalización y cualquier presencia online es, desde luego, una inversión. Igualmente, el marketing en redes sociales también es fundamental para llegar a los clientes hoy en día.

Agencia de inbound marketing

En resumen a esta pregunta, puede que hoy en día no tengas presencia online, pero hoy en día, de una u otra manera, tus clientes potenciales o incluso tu competencia te va a buscar en las redes sociales para saber quién eres, qué haces, qué solucionas ofreces…

Es decir, todos tenemos presencia online aunque creamos que no la tenemos, y todos recurrimos a esta presencia online y a buscar lo que queremos en redes, en esos buscadores que conocemos todos, para saber qué dicen de nosotros, qué nos va a facilitar o qué producto ofreces. En ese sentido, tenemos más presencia de la que creemos, por lo que, de alguna manera, tenemos que tener presencia aunque pensemos que no es necesario.

¿Qué obstáculos puede encontrar la mediana o pequeña empresa en su camino hacia la digitalización? 

Indudablemente hay obstáculos, nada es fácil, y en función del tamaño de la empresa, una pequeña o mediana empresa es más fácil que tenga determinados obstáculos en su camino hacia hacia la digitalización, pero por muy determinados obstáculos, no quiere decir ni que sean insalvables ni que sean muy grandes.

Realmente, además, el único obstáculo que hoy en día pueden encontrar las pequeñas y medianas empresas es su actitud hacia la digitalización. En ese sentido, los gerentes de estas pequeñas empresas, las personas que están al frente, son los responsables de que la digitalización baje hacia el resto de la organización. Si ellos son responsables, si ellos se creen la digitalización y tienen actitud, la transformación digital entrará sin ningún género de duda en los negocios.

Hoy todo lo que nos rodea está digitalizado. Todas las empresas del mundo digital y tecnológico son conscientes de los avances que esto supone a nivel personal y a nivel profesional y por eso siempre son las primeras en ayudar a pequeñas y medianas empresas a digitalizarse en esos mínimos obstáculos que pueda haber.

Un posible obstáculo podría ser un tema cultural o generacional, en muchos casos de formación, e incluso podríamos decir de tiempo de vida profesional o de cambio generacional que pueda tener esa pequeña o mediana empresa. Imaginemos una pequeña empresa que le quede 1, 2 o 3 años para cerrar su negocio. Quizás sea más reacia a implementar las herramientas digitales por una cuestión de tiempo y por tema cultural, pero aquella pequeña o mediana empresa que vaya tener un cambio generacional en breve, sin duda va a tomar el camino de la digitalización.

Por eso digo que es más un tema de actitud y un tema cultural. Incluso podríamos decir cultural, generacional y temporal. Una pequeña mediana empresa que vaya a dar ese cambio generacional va a entrar, seguro, de lleno en la digitalización.

Hoy hablamos de las generaciones Millennial, de las generaciones Z –que son las que sustituyen a las Millennial– y a lo mejor no tienen que tener suficiente formación ni suficientes conocimientos técnicos. Eso es algo bueno que tiene la digitalización con respecto a la informática, que es algo muy intuitivo, es decir, no tienes que tener una gran formación y capacitación.

¿Cómo crees que podrían solventar estos problemas?

Pensemos que en estos 8 meses, a raíz del famoso Covid, se ha avanzado lo que se hubiera avanzado en una década. Las propias empresas tecnológicas digitales son las que van a llevar, y de hecho, ya están llevando de la mano a estas empresas y a sus gestores. al final, en este sentido es un “Win Win” entre las empresas tecnológicas y la empresa que se va a digitalizar.

¿Qué consejo le darías a una empresa que aún no tiene presencia en Internet de ningún tipo para empezar a tener visibilidad y conseguir resultados?

Para eso si que es verdad que se le podrían dar unos pequeños consejos a estas empresas que quieren digitalizarse o dar el paso y tener presencia online. Por supuesto que se pongan en manos de expertos y personas que puedan asesorar y aconsejarles. He comentado hace un momento que al final se trata de un “Win Win” en el que todos ganan. La empresa que está empezando a dar sus primeros pasos en el mundo digital y de Internet y las empresas dedicadas a ello.

Al final, los asesores y las empresas tecnológicas trabajan por el éxito de tu negocio, y el éxito de tu negocio es su propio éxito.

Sobre los pequeños obstáculos que pudiera haber, al final son los asesores y esas empresas las que te van a llevar de la mano para asegurarte que todo va en condiciones. Porque, además, hay que pensar que no hace falta digitalizarse a gran escala y utilizar todas las herramientas digitales que existen en el mercado, sino que habrá que adaptarlas a las necesidades reales que tienen las empresas.

¿En qué podría ayudarlos un consultor estratégico en hostelería y restauración como Pedro Sánchez o una agencia especializada en marketing y digitalización para restaurantes como Nestrategia?

En este sentido, en mi caso, como consultor del sector Horeca, un sector de la hostelería, restaurantes y cafeterías, estoy especializado en el sector de la digitalización. Hay una frase que comento muchas veces con mis clientes y es representativa de cómo podemos ayudar a estas empresas. Al final, si al gerente de una empresa, de una cafetería restaurante o similar, se le rompe una tubería, llama a un fontanero. Y si se le estropea un lavavajillas se pone en contacto con el servicio técnico correspondiente.

Pues en este caso, si se rompe una cuenta de resultados, o eres consciente de que debes digitalizar tu negocio y empezar a tener presencia en redes, pues tienes que empezar a llamar al “fontanero” correspondiente o al servicio técnico, que será un consultor o una empresa especializada en tecnologías, en digitalización y en presencia online, en marketing digital.

Herramientas digitales para la transformación de la hosteleríaEn mi caso yo como consultor o Nestrategia, una empresa experta en digitalización y en presencia en Internet y redes sociales, vamos a trabajar por el éxito de nuestro cliente. ¿Y qué beneficios aportamos? Pues que disponemos de las herramientas para aportar soluciones concretas a necesidades concretas. Es decir, al final analizas las necesidades de tu cliente y en función de sus necesidades aportas las necesidades concretas.

Por otro lado, disponemos de la experiencia necesaria para ver cuales son las necesidades específicas de cada empresa y ayudarles a implementarlas. No hace falta incorporar todas las herramientas digitales ni tener presencia de golpe o drásticamente en redes. Si no poco a poco. Y para ello, consultores como yo o empresas como Nestrategia llevaremos de la mano a las empresas siempre.

¿Qué beneficios podría traer a medio o largo plazo la digitalización para una empresa de restauración?

Por supuesto, esto supone beneficios para cualquier empresa. En mi caso, que llevo empresas de restauración, los beneficios son todos. Por ejemplo, les orientamos en todo momento en las diferentes estrategias a seguir o en las diferentes herramientas que tienen que implementar.

Porque, como decía, no hay que implementar todas las herramientas de golpe, ni hay que tener una presencia desmedida en las redes. Porque, además, todo eso podría ser contraproducente ya que podría confundir tanto a la propia empresa como a los propios clientes. Hay que ir poco a poco y sabiendo cuáles son las necesidades concretas, y en base a ello, realizar actuaciones concretas.

Por ejemplo, la digitalización en las redes sociales es un beneficio que una empresa ni puede ni debe renunciar ya que te permite mejorar tus modelos de gestión y te permite medir todos los indicadores y parámetros que afectan a tu negocio y a tu cuenta de resultados. Además, un beneficio adicional es que se elimina esa distancia física que te separa de tus clientes. Porque, de esta manera, pasas a tener presencia 365 días al año 24/7 días a la semana.

Es decir, aumenta exponencialmente tu capacidad de compra, te abres fronteras a cualquier mercado, a cualquier tipo de cliente y en cualquier sitio. Puedes llegar a muchos más clientes ya que la distancia física desaparece. Y, por otro lado, te permite saber qué opinan tus clientes de ti. Y, en base a ello, actuar en consecuencia. Permite también ampliar tu cuota de mercado y tu modelo de negocio en función de lo que buscan tus clientes, qué necesitan, qué producto quieren y en qué momento lo quieren. Con lo cual, reduces los momentos de toma de decisiones y, en tu caso, vas a poder tomar decisiones de compra o de producto en tiempo real en base a datos reales.

En definitiva, la transformación digital te va a permitir conocer los indicadores reales de tu negocio y te va a hacer llegar a más clientes potenciales. También, otros beneficios de la digitalización es, además de las redes sociales, tener una presencia 24/7 para llegar a muchos más mercados.

¿Qué cambios podría suponer esto en el modo de trabajar de la empresa, en sus objetivos de negocio o en la información de la que dispone para establecer una estrategia exitosa?

Por otro lado, te ayuda a gestionar tu empresa en remoto. Ya no hace falta que estés ni 16 horas al día trabajando, ni que estés 16 horas presente en tu negocio. Es decir, qué mejor beneficio que mejorar tu calidad de vida a la vez que mejoras los números de tu negocio. En ese sentido hay una famosa frase que dice “si tu negocio funciona tu vida funciona”.

Otro beneficio, pues que hay un gran número de clientes potenciales de tu empresa que a lo mejor no necesariamente van a hacer la compra online. Sin embargo, estos clientes sí que te van a buscar en las redes, van a ver qué dicen otras personas de ti, van a ver qué productos tienes. Con lo cual, pasas a contactar a otro cliente que, de otra manera, no llegarías a él. Se acortan drásticamente las distancias físicas que puede haber entre la empresa y un cliente tuyo.

Indudablemente, esto supone unos pequeños cambios en el modo de trabajar de la empresa. Por supuesto, en sus objetivos de negocio y todo ello asociado a la estrategia. Por un lado, vamos a mejorar la calidad de vida del empresario; a mejorar el rendimiento de un negocio; a mejorar el control de los turnos de trabajo, adaptarlos a la demanda; o a aumentar la productividad de tu personal al ajustar los turnos a las necesidades reales. También te va a permitir mejorar el clima laboral debido a que el personal no va a estar en horas innecesarias e improductivas en un establecimiento cuando, a lo mejor, no es necesario.

Digitalización del sector de la restauraciónEn definitiva, el cambio trata de ajustar tu producción a la cuota de mercado para, así, ajustar tu producción a la demanda. También entre los cambios destaca que puedes conocer los costes de producto reales, y en base a ello, fijar mejores precios de venta. Con la presencia online vas a conocer más y mejor. No solo vas a conocer más clientes, sino que también vas a conocer mejor a tus clientes. Y esto es porque vas a saber cómo es tu cliente tipo, que le gusta, vas a poder adaptar el producto a su gusto, a sus necesidades y a sus expectativas. Al final, es un cambio en la forma de ser, en la forma de hacer y en la forma de gestionar de una empresa.

Y como decía antes, este cambio siempre vendrá dado desde arriba. Si el propietario de la empresa es consciente de los beneficios que ofrece la digitalización se encargará de que todo eso tenga lugar. Como generalidad, cambiar a la cultura de ser de la empresa y con ello la forma de gestionar de la empresa.

¿Cómo la transformación digital podría influir en la opinión, percepción o experiencia de los consumidores?

Al final, esto también influye en la opinión que tienen los clientes de ti. Cómo comentaba antes, hoy los clientes te buscan en las redes. Si un cliente quiere ir a comer a un restaurante, o está buscando un producto determinado de una empresa determinada, lo primero que hace es buscarte en las redes, es decir, buscarte en google. Automáticamente lo que hace es buscar el número de teléfono del sitio y sacar el teléfono para llamarte o buscar ese producto.

Hay una frase que yo utilizo mucho con los equipos con los que trabajo, y es que “si no vas, es que no has ido”. Directamente, si un cliente busca una empresa como la tuya y no te encuentra, significa que no estás, que no existes. Con todo lo que ello significa para el cliente. Es decir, si no tienes esa presencia y el cliente te busca y no te encuentras automáticamente dejas de existir.

Por otro lado, otro de los beneficios que da la presencia online es que podemos disponer de la opinión de un cliente. Creo que es la mejor herramienta que hoy puede tener un empresario en sus manos.

Y es que, en ese momento sabes qué opina un cliente de ti. Si le gusta o no le gusta el producto que ofreces, cómo lo ofreces, cómo le han atendido, si es fácil o difícil encontrar tu empresa o aparcar… En ese sentido, creo que es una herramienta única.

Entre otras cuestiones, nos permite saber en qué fallamos o en qué podemos mejorar. Es decir, ¿hay alguna mejor herramienta que saber qué no le gusta a nuestro cliente para ponernos manos a la obra para solucionarlo? Creo que todo ello es fundamental, sobre todo si sabes utilizar esa herramienta.

Y es que, antes, sin darte cuenta, podías estar perdiendo clientes poco a poco, sin saber porqué. Y además ya era tarde. Ahora te permite reaccionar. Un cliente insatisfecho son 9 clientes que dejan de venir. Por lo tanto, tienes 9 clientes potenciales que dejarías de perder.

¿Cómo crees que esta situación por Covid cambiará el sector de la restauración en los próximos años? 

Estas soluciones tecnológicas, y sobre todo, a raíz del Covid, han cambiado indudablemente el sector de la restauración. He comentado al principio que en 8 meses la digitalización ha avanzado como en 10 años. Es verdad que han surgido herramientas para quedarse que han facilitado la transición digital.

Por ejemplo, el famoso código QR. Si le hubiéramos preguntado hace un año que era a cualquier persona, prácticamente nadie lo sabía. Ahora, sin embargo, al entrar en un establecimiento de restauración el cliente lo primero que busca es el código QR. Hoy no pretendas encontrar cartas digitales en los restaurantes, sino un código QR que te permita acceder a esa carta digital. Y en base a eso pedir, pagar, etcétera.

Hoy este código es la puerta de entrada de un cliente a un establecimiento. Es cierto que la hostelería está pasando tiempos muy duros. Es cierto que 6 de cada 10 restaurantes están vendiendo un 50% menos de lo que se facturaba anteriormente.  Y que van a cerrar entre 60 y 70.000 establecimientos. Sin embargo, las herramientas digitales es verdad que han sido un pequeño gran salvavidas.

Y es que, el 88% de los restauradores han tenido que reorientar su negocio, han tenido que ofrecer nuevos servicios. Y, desde luego, han tenido que apoyarse en las herramientas digitales para rentabilizar sus restaurantes y adaptarse a las restricciones. Al final, si los restaurantes españoles se han encontrado con algo ha sido con la digitalización, la cual ha sido la principal aliada. Todas las empresas de servicios digitales se han puesto al servicio de la restauración para, de alguna manera, poder facilitar que sigan existiendo y subsistiendo.

Según las últimas encuestas, el 72% de las personas que se dedican al mundo de la restauración te dicen que las herramientas digitales han tenido un papel fundamental y absolutamente necesario. Y qué decir de las reservas online. El 56% de los establecimientos de restauración han pasado a usar las reservas online cuando antes lo utilizaba menos del 6%.

Y el 95% de los restaurantes aseguran que en el próximo año utilizarán las reservas digitales y la gestión digital como una de las claves de su funcionamiento. Antes, el cliente tenía que llamar que le cogieras el teléfono, apuntar el nombre, el día, la hora la mesa… Y hoy todo eso le viene dado al restaurador.

Además, el cliente tiene en su mano la oferta del establecimiento y puede pedir desde el móvil. También puede pagar desde el móvil, puede volver a pedir, puede dejar propina, puede reservar, puede pedir una mesa específica a una hora específica, le da tiempo a mirar la carta a ver qué le gusta…

Todas estas cuestiones hacen que el consumidor pueda tomar una decisión con tiempo. Antes, el camarero de alguna manera venía y le preguntaba varias veces. Y ahora tú tienes en tu bolsillo la facilidad de leer la carta, preguntar, ver y volver a pedir. Eso en cuanto a los beneficios para el cliente.

En lo que concierne al restaurador, se da la ventaja de que tiene la carta actualizada en todo momento. Antiguamente, el restaurador dependía de la imprenta que le imprimiera la carta, que le pusieran la foto correspondiente, quitar un producto de la carta o cambiar un precio… Si hacías algún cambio tenías que cambiar todas las cartas y depender de una sola imprenta. Hoy en día lo puede hacer el restaurador sentado desde su mesa.

Igualmente, los empleados también han tenido muchas mejoras. Por ejemplo, ese camarero al que le estabas comandando y te decía “esto no me queda o esto sí”, o “de este plato no sé todos los ingredientes que lleva, espera que pregunte a cocina…”, todo eso hoy lo tenemos en la carta digital. Una carta que se actualiza al momento y que puede contener esos detalles.

Todo eso ha facilitado al cliente, al restaurador y al empleado un beneficio exponencial. Por la parte de las reservas, esto supone una herramienta que ya es imprescindible en el sector. El restaurador sabe cuántos pedidos tiene, qué mesas venden más, que mesas venden menos, qué día o que turno se trabaja más o menos…

Asimismo, el cliente no necesitas llamar por teléfono y que se lo coja, que le apunte en la reserva, el móvil, el número de personas, luego llegar y ver pues que la reserva no estaba o que había un error en el día en la mesa en la hora…

¿Cómo ha beneficiado a la restauración la incorporación de plataformas de pedidos online? 

El delivery es todavía un modelo de negocio que hay que estudiar en detalle porque hay muchos restauradores que están incurriendo en pérdidas desconocidas. Pero, desde luego, no solo ha venido para quedarse, sino que además ha sido un aporte de ventas que en muchos casos está permitido seguir abiertos a los establecimientos.

El delivery como herramienta para la digitalización de los restaurantesAnteriormente, antes de la pandemia, sólo un 29% de las personas habían utilizado algún momento el delivery y el take away. Ahora, esas ventas llegan en estos momentos del año hasta el 50% y está previsto que alcance la cifra de cerca del 77%. Uno de cada 2 € que se venden en restauración ya vienen del delivery.

Y con respecto al cliente y la experiencia, es cierto que el cliente gana porque puede pedir la carta, puede disponer de información en tiempo real de qué tiene el restaurante o pedir lo que le gusta…

Y por último, puede dar la opinión que tiene de ti. Es decir, al cliente le has facilitado una herramienta para que pueda opinar de ti, y en este sentido, tú puedes trabajar en mejorar todo eso. Con lo cual, al cliente le puedes asegurar que los errores se pueden cambiar mejorando así la experiencia del cliente, evitando perderlos y facilitando las recomendaciones.

En ese sentido, muchas personas piensan que esto puede afectar a sus puestos de trabajo y esto no es así. De hecho, se trata de adaptar sus puestos de trabajo para mejorar la percepción que un cliente tiene de ti y de tu establecimiento.

Que ahora un cliente pida la carta por internet o incluso deje propina no quiere decir que ya no sea necesario el camarero, sino que éste pasa a ser el responsable de la experiencia del cliente. Es decir, deja de ser esa persona que trae y lleva para ser esa persona que trata de mejorar la experiencia del cliente para que se sienta único. Pasa de ser un camarero a ser el embajador de tu negocio.

En este dirección, se trata de ser hábil y ágil y no pensar que la digitalización ahorra puestos de trabajo. Lo que ocurre es que la digitalización te obliga a replantear el punto de trabajo y las funciones de tu personal. La clave está en tratar a tus clientes cómo te gustaría que te tratasen a ti. Diferénciate del resto y convierte a tus empleados en embajadores de marca y en representantes de la experiencia de tu establecimiento. Y todo esto lo facilitan las herramientas digitales.

¿Están las empresas de nuestro país preparadas para asumir estos cambios? ¿Y los consumidores

Lo que hemos visto precisamente en estos meses de auténtico cambio es que las empresas están más preparadas de lo que se podría pensar. Por un lado, la digitalización es algo muy intuitivo y no se necesita una gran formación. Además, las propias empresas han desarrollado las herramientas para que sea muy fácil de utilizar. No es lo mismo una pequeña y mediana empresa que una gran empresa,  pero desde luego que se van a integrar todas.

Yo a la digitalización la denomino como el espacio “Kaizen”, esto es, el espacio de mejora continua. Desde ahora estamos integrando nuevas tecnologías a nuestro nuestro negocio y estamos constantemente aprendiendo. De hecho, son los consumidores los primeros que nos han llevado de la mano en todo el proceso de cambio y de digitalización y de presencia online.

Y en toda esta transformación digital, hay dos cosas que no podemos olvidar: que hoy todo el mundo lleva el móvil en el bolsillo y que, de alguna otra manera, todos somos consumidores. Y como consumidores que somos sabemos que es lo que nos gusta y lo que no. Con lo cual, es tan fácil cómo aplicar a nuestras empresas aquello que nos gusta como clientes, y con la digitalización sabemos que es lo que aporta valor, porque como clientes lo experimentamos.

¿Qué herramientas debería implementar una empresa para afrontar los retos digitales que, con seguridad, serán cada vez mayores? 

Algunas de las herramientas que se podrían implementar irán en función del tipo de empresa y del mercado en el que nos situamos. Lo que es indudable es que cualquier empresa, sea del sector que sea, del tamaño que sea, tiene que incorporar herramientas digitales y garantizar una presencia online de calidad.

Como decía anteriormente, si un cliente te busca en internet y no te encuentra, no estás. Por tanto, tienes que tener presencia digital porque el cliente te va a buscar. Todo esto se podría resumir en una frase, “el futuro es ahora”. El futuro lo escribimos nosotros cada día. Las herramientas digitales son el futuro más inmediato para la hostelería.

¿Cómo ese tipo de inversión podría beneficiar a una empresa en cuanto a su facturación u objetivos alcanzados? ¿En cuánto tiempo?

Igualmente, la digitalización va a suponer una inversión. Por tanto, las empresas grandes y medianas no tienen que ver la digitalización como un gasto, sino como una inversión a futuro.

Hay que tener en cuenta que, tanto la presencia online con tu página web, como las redes sociales, van a suponer un desembolso.

Pero es un desembolso que, en mayor o menor medida, o en mayor o menor plazo de tiempo, desde luego va a redundar en tu cuenta de resultados. El plazo de recuperar la inversión dependerá del tamaño de la empresa, del tipo de negocio, de las herramientas a incorporar, de la empresa que lleva puesta en marcha de la digitalización y la apuesta online…  Por ello, también es importante contar con una empresa que se adapte a tus necesidades

En cualquier caso es un dinero que no solo se cobrará, sino que me supondrá beneficios en la empresa sin ningún género de duda. Así que digitalízate y, desde luego, ten presencia online. Asesórate por expertos e incorpora empresas como Nestrategia que hagan la puesta en marcha de esa presencia online que debes tener.

Puede consultar más información, en el siguiente artículo del consultor Pedro Sánchez sobre la adaptación de la hostelería a los nuevos modelos de gestión y las nuevas iniciativas relacionadas con la transformación digital.

Contacta con Nestrategia

Para más información, no dudes en contactar con Nestrategia, tu agencia online líder del sector. Tenemos las soluciones para mejorar el crecimiento de tu empresa y tu negocio en Internet y para mejorar tus resultados. Saca el mejor partido a tu inversión en marketing online.

Agencia de inbound marketing