Actualmente, una empresa para conseguir reputación y poder competir en el mercado necesita una marca

Con ella, podrá diferenciarse del resto y atraer a nuevos clientes o, si ya conocen su marca, crear un vínculo de fidelidad. 

El mundo de Internet es muy amplio y, diariamente, nos vemos rodeados de impactos sobre miles de marcas. Esto se debe a la gran acción de los profesionales del marketing que han conseguido expandir las oportunidades de venta a través de diversos canales. 

Las marcas buscan impactar en nosotros y quieren hacerse un hueco en nuestra mente. Pero hay algunas de ellas que sobresalen del resto y transmiten confianza. ¿Quieres ser una de ellas? A continuación te mostramos algunos consejos para destacar del resto de competidores. 

¿Qué es una marca?

¿Qué es una marca?La marca, también conocida como branding, es aquella que consigue las percepciones que tiene el público de una empresa, es decir, es un elemento de nuestra empresa que nos hará diferenciarnos de nuestros competidores. 

La marca es lo que el público opina de ella, está construida a partir de una serie de emociones que se conectan con los valores de cada individuo.  

La marca es algo más que un nombre, un logotipo o un símbolo de la empresa. Con ella, se intentará crear un lazo con el cliente de confianza, fiabilidad y unidad. El branding suele asociarse con una idealización del servicio. Este quiere imponer una idea sobre la mente del consumidor para que relacione sus necesidades con dicha empresa. 

En un mercado donde cada vez más los productos de las empresas competidoras son similares, debemos de saber diferenciarnos del resto. Entonces, aquí es clave potenciar al máximo nuestra marca para resaltar sobre los demás y atraer al mayor número de clientes. 

¿Qué no es una marca o branding?

El logo, por ejemplo, no es una marca, ya que pertenece al proceso que constituye a la misma. Junto a él, se encuentran frases, iconos gráficos, el tono, entre otros elementos distintivos que hacen que la imagen de la marca nos permita asociar de inmediato su producto. 

Pilares del branding

La marca se basa en tres pilares fundamentales para que una empresa consiga sus objetivos. Estos pilares son: 

  1. Fundación de la marca. Este pilar se basa en definir y entender en cómo va a ser tu marca y así, entender las pautas para diferenciarla de los demás. Para ello, hay que definir sus valores y su objetivo. Con estos dos factores, tu negocio podrá llegar a buen puerto y podrá tener éxito. 
  2. Identidad de marca. El segundo pilar tiene que ver con cómo tu marca va a verse exteriormente. Entonces, tendrás que construir un logo que refleje todo el potencial que tiene tu marca. Tu logo será la primera impresión de los consumidores y la parte visual de tu empresa. Otra parte fundamental de este proceso es que la personalidad de tu marca tiene que quedar reflejada en el logo.
  3. Experiencia de marca. Este pilar consiste en asegurarte que tu marca es consistente en cualquier lugar. El lugar donde tu marca tiene que destacar es en tu página web. Además, podrás conseguir mayor número de ventas si tu página web expresa lo que significa la fundación de tu marca. 

En este paso, también cabe destacar que el color debe ser una parte imprescindible para construir tu página web y que el cliente pueda diferenciarlo del resto de opciones. 

¿Por qué tu empresa necesita una marca?

Actualmente, el término marca/branding vino con la llegada de las nuevas tecnologías. Aunque no lo sepas, es muy importante para el desarrollo de tu negocio. 

La marca es la representación visual de tu empresa que incluye distintos elementos: logo, personalidad, paleta de colores y el nombre de tu empresa. 

Este tipo de estrategia es clave en el mundo del marketing para hacerse visible como marca dentro del mercado y, con ella, podrás crear una imagen de unidad y confianza con el cliente. 

El desarrollo de la marca nos permitirá hacernos un hueco en el mundo de las redes sociales, email marketing, prensa escrita o cualquier otro soporte que nos sirva como canal de promoción. 

Tu marca va más allá del logotipo, es también el modo de representar tu negocio, lo que significa para ti, cómo funciona. Por eso, hay que tener bien definido un plan para desarrollar con éxito tu marca

Además, hay otras razones por las que tu empresa necesita una marca:

Puedes destacar frente a la competencia 

Destacar frente a la competencia Cuando el usuario está frente a un escaparate, tu cerebro se enfrenta a un conjunto de decisiones para elegir el producto adecuado. Por ejemplo, si estás en una tienda deportiva y quieres unas zapatillas, inmediatamente tu mente pensará en que no necesitas unas deportivas, sino que quieres unas Nike. Esto es debido a su repercusión como marca

Actualmente lo tenemos muy interiorizado, pero no es pura casualidad. Esta conocida marca lleva años desarrollando campañas de branding en las que fusionan una buena imagen y música para que nos haga ver que es la mejor opción del mercado. 

Aumenta el valor de tu producto

Pagar más por un producto se debe, exclusivamente, a la campaña de branding. Al crear unos valores que tienen que ver con la marca, el precio del producto sube inmediatamente. 

Un ejemplo sería el caso de Starbucks. A través de un factor psicológico los consumidores piensan que su café es el mejor del mercado e incluso llegan a cobrar cinco veces más que sus competidores debido a su gran campaña de branding y a los valores que se han asociado a esta marca.

Starbucks no vende café, vende prestigio.

El branding permite crear lazos emocionales con tu clientela

El branding utiliza la técnica del storytelling, usada también en los discursos políticos, para llegar a las emociones del consumidor. Por tanto, cada marca te cuenta una historia que permite conectar con los valores del cliente y, así, destacar frente a los rivales en el mercado. 

Un caso de este tipo sería el de la marca Coca-Cola que, a través de sus anuncios cuentan historias sobre familiares, amigos… Estos relatos conectan emocionalmente con los consumidores y consiguen verse reflejados en ellos. 

El branding crea fidelidad 

El branding consigue que el cliente entre cientos y miles de marcas, se quede solo con la tuya. Con esta técnica, consigues que tu consumidor elimine el proceso de selección de un producto, y se quede con el tuyo.

Por ejemplo, Internet es Google y no otro buscador porque su imagen ha quedado grabada en nuestra mente y se ha convertido en líder de su sector.  

Contacto Nestrategia

Pasos para crear una marca con éxito

Objetivos clave definidos

Lo más aconsejable antes de ponerte manos a la obra es tener bien definidos tus objetivos clave. Estos objetivos serán la base sobre la que se construirá tu marca. Si una de tus ideas no se ajusta a ellos, solo tendrás que redirigirla o eliminarla. 

Si no sabes cómo empezar a analizar los resultados que quieres obtener, puedes responder a estas preguntas y encaminar, así, hacia tu fin:

  • ¿Qué quiero lograr con mi negocio?
  • ¿A qué quiero aspirar con mi negocio en un futuro?

Aparte de estas cuestiones puedes plantearte muchas más, pero es importante que siempre las tengas anotadas para tenerlas siempre presentes. 

Tener claro quién es tu público objetivo

Al igual que ocurre en cualquier negocio, aquí también tienes que dirigirte ante un público particular. Para ello, puedes responder a la pregunta de: ¿A quién quiero ofrecer mi servicio? Evidentemente, tu respuesta no puede ser “A todos”, ya que sería muy global.

Tienes que centrarte en un sector muy concreto que esté interesado en tus servicios como empresa y que se sienta identificado con los valores de tu marca. Solo así podrás ver crecer tu negocio. 

En este caso, tienes que definir a tu buyer persona o consumidor final para representar a tu cliente ideal. A partir de ahí, no solo tienes que observar su edad o sexo, sino que tienes que adentrarte en su mente para poder definir tu tipo de consumidor. 

Con todo ello, haz una lista de los beneficios de tus servicios que se asemejen con la figura de tu cliente. La idea final es descubrir qué necesita tu cliente y qué puedes hacer tú como empresa para satisfacerlo. 

Define tu personalidad e identidad de marca

Con los objetivos clave definidos (misión, visión y valores) y saber a quién te vas a dirigir, es hora de desarrollar tu marca. Al conocer en profundidad tu negocio, será más fácil determinar el nombre y la identidad visual de tu marca. ¿Por qué tu empresa necesita una marca?

Tienes que tener en cuenta una serie de elementos para identificarte como marca

  • Qué experiencia quieres que tengan tus usuarios al entrar a tus canales de comunicación
  • Entender el color corporativo como un medio más para comunicar y elegirlo estratégicamente
  • Línea de recursos para transmitir la imagen deseada (fotos, vídeos, diseños, iconos, tipografía etc.)
  • Desarrollar el tono de la marca
  • Identificar los medios dónde consume contenido tu buyer persona para crear la estrategia de marketing

Consejo: Es importante que tras definir tu nombre de marca la escribas igual en todos tus perfiles sociales y página web para lograr un posicionamiento de marca, así los usuarios y los buscadores identificarán y asociarán rápidamente tus plataformas digitales.

Recuerda que tienes que registrar el dominio de la marca para que nadie te lo quite.

Si ves que todos estos pasos pueden provocar un problema para ti o no sabes cómo ponerlos en práctica, puedes optar por contratar a un brand manager, que analizaremos más adelante sus características y en los distintos sectores en los que puede trabajar. 

Trabajar el desarrollo de marca también en redes sociales

Tener un perfil en redes sociales te ayudará a potenciar la visibilidad de tu marca y a impactar a nuevos usuarios. Otro beneficio es que permite ofrecer una imagen de marca más consistente. Además, evitarás que otro usuario consiga el nombre de tu marca y se aproveche de ella. 

Cuando creas tu perfil, tienes que desarrollar una estrategia y empezar a crear contenido útil y de valor para tu buyer persona. Para ello, tendrás que tener definidos claramente tus objetivos. Al principio suele ser costoso, ya que requiere mucho tiempo de estrategia, planificación y creación, pero a largo plazo tus beneficios aumentarán.

Si no tienes claro en cuál red social estar o eres de los que piensas que debes estar en todas, te damos dos consejos:

  1. Debes estar donde está tu público, si has definido muy bien a tu buyer persona, lo tendrás claro. Si no sabes, contrata el servicio de una agencia de marketing digital para que te ayude con tu estrategia y no pierdas esfuerzo y dinero.
  2. Si no dispones de tiempo y dinero para potenciar todas tus redes sociales, lo mejor es que optes por la que te traera más resultados y te enfoques en crear contenido de  calidad en ellas.

Lo recomendable es 2 y aquí aplican dos frases:

  • Más vale poco y bueno que mucho y malo.

  • No pongas todos los huevos en una misma canasta.

Tipos de Branding

Según el tipo de negocio que quieras desarrollar hay distintos métodos para desarrollar tu marca

  • Branding personal. Consiste en trabajar la marca personal a nivel individual.
  • Branding corporativo. Es una marca que está enfocada al ámbito de la empresa, al mundo de los negocios. 
  • Employer branding. Es la imagen que tienen los consumidores no solo de la marca, sino también de sus empleados. 

Para hacer frente al desarrollo de uno de estos tres tipos de branding, puedes contratar a un brand manager, experto en marketing.

¿En qué consiste la figura del brand manager?

El Brand manager es el encargado de desarrollar la gestión estratégica de una empresa. Para ello, tiene que ser un buen líder y tener una gran capacidad para dirigir a un equipo. Figura del brand manager para el desarrollo de la marca

Las principales tareas de un brand manager son: 

  • Gestión y coordinación de la estrategia de marca 
  • Capacidad para resolver problemas
  • Investigación del mercado y su competencia
  • Saber ejecutar campañas de marketing
  • Saber gestionar el presupuesto
  • Saber analizar los datos de las campañas

A pesar de estas tareas, cada brand manager tiene unas características más específicas dependiendo del tipo de empresa para la que trabaje. Por eso, hay que tener claro los parámetros que quieres transmitir para que el brand manager sepa cómo exprimirla al máximo. 

En Nestrategia te ayudamos con el desarrollo de marca

Como has podido observar, el desarrollo de una marca es un proceso que no se puede llevar a cabo a la ligera, debido a que un error puede llevar a tu empresa a no poder competir en el mercado.

Por tanto, hacer la inversión de contratar a un experto en la materia es el mecanismo más idóneo para hacer que marca sea identificable y memorable, diferenciándote del resto. 

Nestrategia te proporciona el asesoramiento necesario para que puedas optimizar tus recursos en la creación y posicionamiento de marca. Nos involucruamos y te asesoramos en todo el proceso desde la definición y creación visual de la marca hasta el desarrollo web y estrategias multicanal de inbound marketing para impactar a tus clientes potenciales para que te conozcan, conviertan y se fidelicen.

Contacto Nestrategia